Hielo seco (Nieve carbónica)

Se llama hielo seco o nieve carbónica al dióxido de carbono (CO2) en estado sólido. Recibe este nombre porque, pese a parecerse al hielo o a la nieve  por su aspecto y temperatura, cuando se sublima no deja residuo de humedad. Tiene una temperatura de sublimación de -78 °C. El punto de sublimación muy bajo y el hecho de no dejar residuo líquido lo convierten en un excelente refrigerante.

La Sección de Cultivo de Tejidos del SAI facilita la fabricación de  hielo seco en forma de pastillas de 200g de peso (7 cm de diámetro x 7 cm de altura).

En el caso de consumos superiores a 5 pastillas debe avisar con antelación en el teléfono 7157.

Tarifas

Anuncios